ahorro

Bad Day for the Cut (2017)

Fuente: Nightmares Boulevard - Cine de Terror.
5 del 2 de 2018

(imagen)

¡Saludos sangrientos lectores!. Les traigo la reseña para uno de los films más subestimados dentro del catálogo de Netflix. Sí, aquellas Películas que pasan desapercibidas porque la famosa plataforma digital no les da la publicidad necesaria, o porque su esencia "Indie" no resulta muy atractiva para gran sector de los subscriptores. 

Sin embargo, es un sólido Thriller que encaja en el género de Venganza, que en tiempos recientes ha visto sus mejores días desde la lejana década de los 70's. En 2013, "Blue Ruin" de Jeremy Saulnier despertó el interés por el "cinema vengativo" ya que ofreció una historia con diferentes matices derivados de los temas principales: la familia y la venganza; dando un giro positivo a lo que se veía en los 70's.

No me malinterpreten; soy fanático ávido y disfruto del "Cinema de Venganza" con trama lineal al estilo "Death Wish" (1974) o mi favorita de todos los tiempos, "Rolling Thunder" (1977).  Es decir, éste género me transmite diferentes emociones que van más allá de la aplicación de la "Ley del Talión", o sea, disfruto mucho cuando estos productos aportan un aprendizaje aunque se desvíe de su mote; como cuando al final queda alguna lección sobre perdonar o sobrellevar una tragedia que marca la vida.

Por lo anterior, ésta Película irlandesa tocó mis fibras de manera importante ya que me dio exactamente lo que esperaba en términos de narrativa y mensaje. 

Donal es un cuarentón que vive con su madre en las afueras de Dublín, disfrutando de la tranquilidad de una rutina campestre. Sin embargo, una noche define la vida de nuestro amigable granjero cuando su anciana madre es asesinada con saña. La dolorosa pregunta que perturba la tranquilidad de Donal es: "¿Quién y porqué le hizo daño a una dulce e inocente mujer de la tercera edad?". 
(imagen)
Al siguiente día del funeral de la señora, 2 rufianes intentan asesinar a Donal e intentan armar una escena que haga suponer que fue un suicidio. Pero el "plan" resulta catastrófico y nuestro granjero bonachón se las ingenia para quitarse la soga (literal) y de manera fortuita descubre que existe un hilo muy largo detrás del asesinato de su madre. 
(imagen)
¿Cuentas pendientes?. ¿Una confusión trágica?. ¿Una herencia al estilo de la historia de la mamá de Homero Simpson?. ¿Una conspiración?. Todo es posible pero lo único cierto es que Donal está sumamente encabronado y aunque es un sujeto que aplica el raciocinio en situaciones complejas, su instinto le dice que la venganza es la sanación que su vida necesita. ¿O no?.
(imagen)


. El escritor Brendan Mullin y Chris Baugh (quien también es el Director) dieron vida a una trama que en esencia es lineal pero que contiene suficientes twists para mantener agitado el latido de nuestro corazón por más de hora y media. 

Cuando piensas que la historia va a tomar un rumbo encaminado a la zona de comfort, algún evento que parece sacado de una Película de los Hermanos Coen sucede y desvía la trayectoria hacia rumbos poco explorados en éste género. Piensa en un cambio de eventos chusco chocando con una tragedia como lo es una ola de asesinatos. 
(imagen)
Por si fuera poco, los diálogos y conversaciones entre los personajes principales inician-desarrollan-concluyen supuestos que se convierten en una sub-trama, por lo que el factor creativo es actualizado casi cada 5 minutos. Es decir, no te vas a aburrir en ningún momento aunque la temática es cruda.

Es difícil que la fórmula Thriller-Comedia funcione pero Chris Baugh tomó nota de los maestros en éste arte, los Hermanos Coen. También aprendió de Martin McDonagh ("In Bruges", 2008) y definitivamente Jeremy Saulnier ("Blue Ruin"; "Green Room", 2015). 
(imagen)
Ahora, es justo mencionar que Baugh imprime un estilo más serio y melodramático, generando una dinámica semi-lenta que puede ser "demasiado" para quienes no estén muy familiarizados con ésta manera de hacer cine. 

¿Qué tienen en común un granjero en sus 40s que vive con su madre y lleva una vida hedonista mediocre con una exitosa y atractiva mujer que dirige una red de prostitución y trata de personas?. Se podría decir que el destino cruza caminos improbables, pero éstas intersecciones derivan de una tragedia que a su vez da vida a más tragedias. 

¿Cómo es que un joven polaco muy noble pero muy torpe se ve envuelto en un intento de homicidio y se hace amigo/cómplice del sujeto a quien intento liquidar?. 
(imagen)
Éstas preguntas tendrán una respuesta satisfactoria una vez que los personajes se desarrollan y justifican su peculiar personalidad. 

También es justo decir que los actores tienen el carisma necesario para sacar adelante su trabajo. Niguel O'Neill se luce como "Donal el granjero" mediante cambios de ánimo constantes que van desde el enojo, la desesperación, la tristeza, el arrepentimiento, y la redención forzada. 

Susan Lynch interpreta a una villana fría y calculadora que nunca deja a un lado la clase, elegancia, y sensualidad al grado que moderniza el arquetipo del femme fatale.
(imagen)
Mención especial para Jozef Pawlowski (Bartosz) ya que se gana el afecto del espectador gracias a su torpeza y buenos sentimientos. 

. Esto es logrado al exponer lo que significa tal sentimiento para cada uno de los personajes implicados, y rumbo al tercer acto, se genera una suma de conceptos que da como resultado un mensaje muy diplomático, una enseñanza. 

Ahora, también es justo señalar que muy similar a "No Mercy" (2010), "Blue Ruin" y "Only God Forgives" (2013) se explora el concepto de "El Ciclo de la Venganza"; el cual explica una ecuación muy sencilla: "Venganza lleva a venganza"; o sea, un círculo vicioso. Aunque también se aborda su lado poético y trágico. Por ejemplo, cuando se generan los asesinatos de personas de la tercera edad quienes son representados con inocencia y bondad; el espectador invariablemente sentirá ira, que seguramente sentirían lo mismo al ver una noticia similar en el periódico local.
(imagen)  
Como elemento artístico, la Cinematografía juega un rol importante ya que transmite perfectamente el sentimiento vivido en cada escena. Me considero fanático del uso que se le da al color azul en los momentos reflexivos y que te dejan un "Hueco" en el estómago. 
(imagen)
(imagen)
Como ávido fanático de éste tipo de historias, quedé muy conforme con la resolución; y estoy seguro que ésta tiene de todo un poco para todos. 
 
En realidad no hay elementos negativos que demeriten la experiencia; aunque considero que un sujeto como Donal que es alto y fortachón estilo un ropero; de ninguna manera podría convertirse en un "Héroe de Acción" de la magnitud que muestra la Película. Creo que solo Liam Neeson podría sacar adelante algo así. 

También, creo que por la temática y violencia injusta no existe un replay value. O sea, al menos yo no tengo planeado volver a ver ésta Película salvo que realice un "Maratón sobre vendettas", pero definitivamente no es algo malo ya que la experiencia es memorable y se quedará contigo durante un buen tiempo. Además, sirve como ejemplo de los mejores títulos recientes en éste género. 

Ah, y por violencia también me refiero a la manera de vestir, comer y roncar de Donal. Casi snuff.

Estoy disfrutando mucho éste nuevo aire en el género de Venganza. El planeta ha dado muchas vueltas desde que Charles Bronson y William Devane fungían como los máximos exponentes de la vendetta, para posteriormente darle cabida a héroes como Liam Neeson y la saga de "Taken" (2008-2015). 
(imagen)
Los nuevos bríos de éste tipo de hacer cine indican que la reflexión es un elemento obligatorio, además de la creatividad en los guiones. Como un ejemplo y guardando proporciones, "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri" (2017) es un exponente de la evolución de éste género y lo agradecemos mucho. Así que, dale una oportunidad a "Bad Day for the Cut" y si te gusta lo que experimentas, también brinda tu atención a los títulos mencionados durante mi parloteo escrito.

Un juego de beer pong cada que Donald sostenga un rifle. ¡Salud!.
(imagen)

Loading...