ahorro

Supervisora con superpoderes

Fuente: Enfermera de Trinchera.
10 del 4 de 2018

 
 Esta temporada me toca hacer de supervisora de tres plantas durante unos d√≠as. Cruzo los dedos.
Me vale de poco....
   Me llaman porque una enfermera se ha sentido indispuesta trabajando. El turno empez√≥ a las 8 y son las 10. Me acerco a la planta.
   Efectivamente. la enfermera est√° vomitando, p√°lida, ojerosa y mareada. Le ofrezco ir a urgencias para que le echen un vistazo. Voy con ella. Le ponen un suero y tratamiento. La dejo en observaci√≥n. Evidentemente, no puede trabajar, al menos hoy. No quiere que avise a nadie de su familia y lo respeto. Me aseguro de que est√° bien y tranquila y regreso r√°pidamente a la planta a ver c√≥mo resuelvo que en plantilla falta una y est√°n hasta arriba de trabajo. 
   Est√°n atascadas. Echo una primera mano y luego voy a comprobar en carteleras si puedo llamar a alguien que est√© descansando. Es una faena. Se me pone mal cuerpo s√≥lo pensarlo. Miro en las planillas del hospital y no tengo suerte. No hay nadie de refuerzo a mayores de la que echar mano y que ya est√© en el hospital. Tampoco me gusta sacar personal de otros servicios donde pudieran estar hoy m√°s relajadas. Crea mal ambiente y es injusto, pero no me queda m√°s remedio a estas horas. Llamar a alguien de fuera no resuelve la situaci√≥n de la planta aunque me quede yo a ayudar mientras llega, y no puedo hacerlo porque hay otra incidencia esta tarde y tengo que resolverla antes de las tres. No quiero dejar el marr√≥n a la supervisora que est√© de guardia. 
   En pediatr√≠a hay pocos ni√Īos. Me acerco por all√≠ y planteo el caso. No les hace ninguna gracia y lo entiendo. Tienen claro a qui√©n le toca ir a suplir.
   Una vez resuelto el problema de la planta me voy a Direcci√≥n. 
 
Estoy esperando la baja por enfermedad de otra trabajadora para sustituirla en cuanto llegue el documento y la autorizaci√≥n. Cuando llego al despacho ya han recibido el fax con el parte m√©dico, as√≠ que insisto a la Directora de enfermer√≠a para que me autoricen la sustituci√≥n. 
   ¬°Conseguido!, R√°pida y veloz como el rayo me lanzo derechita al Servicio de Personal, a la mesa de contrataci√≥n. Podr√≠a dejarlo todo en manos de la burocracia, pero es mucho riesgo. All√≠ ya han recibido instrucciones y han empezado a llamar. A√ļn sin resultados. Estoy cruzando los dedos de las manos y de los pies. Estamos casi terminando el verano y no hay enfermeras disponibles. Dudo si hacer un conjuro... Vuelvo a urgencias a ver a nuestra compa√Īera indispuesta. Se encuentra mejor, pero como ya he cubierto su ausencia, le ofrezco que se vaya a casa y descanse. Una hora despu√©s recibo un aviso de Direcci√≥n; han encontrado sustituta, les pido su nombre y su tel√©fono y la llamo inmediatamente. No puedo dejar a estas alturas que las cosas se resuelvan por su propio cauce. Si quiero soluciones, tengo que intervenir. Enseguida me coge el tel√©fono.
me suelta a bocajarro.
, respondo desesperada.





     Qu√© ma√Īana m√°s intranquilizadora! Me la paso de aqu√≠ para all√°, apagando fuegos. Apenas me da tiempo a ver a mi gente en mi planta. ¬°Las tengo abandonadas! Y esa sensaci√≥n de que me van a dejar sin resolver..... Por dos veces intento localizar a la enfermera que est√° a 200 km  y no doy con ella. No se si cruzar m√°s dedos o trenzarlos directamente.
    A las 3 menos cuarto voy a la planta. Les cuento c√≥mo est√° la situaci√≥n. Hay una enfermera interina que se ofrece a quedarse si por la tarde no hay sustituta. Resulta muy tranquilizador, aunque tremendamente injusto, pero le tomo la palabra porque si no se presenta la nueva enfermera, no me van a quedar recursos a los que echar mano.
   Las 3 y diez y por fin me coge el tel√©fono. Respiro, porque pienso que si va a a llegar un poco m√°s tarde, yo puedo cubrir personalmente ese tiempo. Pero no. 

pregunto, ya enfadada




 No me queda m√°s remedio que pedirle a la interina de planta que se quede. Y merece a mi juicio una compensaci√≥n.
   Sin embargo,
(imagen)                              .- la interina que te resuelve la papeleta, pocas veces obtiene un premio a la altura del esfuerzo realizado (14 horas seguidas en una planta de hospitalizaci√≥n no lo aguanta cualquiera).
                             .- la enfermera que tuvo que abandonar su planta y sus pacientes habituales en medio de su turno para cubrir una incidencia, tampoco recibir√° compensaci√≥n alguna.
                             .- Mi turno de hoy terminar√° con el trabajo bien hecho gracias a algunos y a pesar de otros, sin embargo, mi reputaci√≥n se ver√° seriamente da√Īada
   Procuro acostarme pensando que hago lo que puedo lo mejor que puedo, pero a veces es dif√≠cil
Enfermeradetrinchera
(imagen)

Loading...