test de zulliger en las entrevistas

Fuente: Encabezeta.
6 del 12 de 2010






Las tres láminas que constituyen el Test de Zulliger contienen manchas con diferentes características, las cuales actúan como los estímulos perceptivos en que el individuo examinado proyectará su mundo interno y características de personalidad.

Estas manchas son las mismas que aparecen en las diapositivas que constituyen la versión

colectiva del test. A continuación se describirán las distintas láminas.

La lámina I


como se muestra en la Fig. 1, presenta una mancha en matices de gris, negro y blanco.
El claroscuro de esta lámina hace que sea la que con mayor facilidad provoque, dependiendo del sujeto evaluado, un shock al claroscuro.

Esta primera lámina, tal como describe A. Zdunic (1999), es la más compacta de las tres, y por esta razón, un dato que entrega información importante acerca del sujeto es si inicialmente se interpreta la mancha en su totalidad o se interpretan solo partes de ella. De esta manera, Zulliger plantea que, en términos generales, ante la lámina I debería haber por lo menos una
interpretación total (Zulliger y Salomon, 1970)



La lámina II

representada en blanco y negro en la Fig. 2, es la única en colores y es más desmembrada, ya que la presencia del color y la disposición de las manchas permite que se distingan fácilmente zonas amplias en distintos colores y matices (rojo, blanco, café–naranja y verde oscuro), por lo cual se dificultan las interpretaciones globales; al contrario, esta lámina estimula respuestas de detalle, además de estimular interpretaciones de color.

Por otra parte, esta segunda lámina tiene la función de comprobar si el sujeto produce lo que se llama un “shock de color”. Ahora bien, a este respecto cabe mencionar que las láminas han sido dispuestas en este orden precisamente para observar la presencia de un eventual shock de color, ya que si se presentara a los sujetos como segunda imagen la lámina III (negro y rojo) el shock, si ocurriera, sería

mucho menos marcado. “...un eventual shock de color sólo puede comprobarse

presentando o proyectando la imagen II en segundo lugar.

Si se pone en su lugar la III, el sujeto ya se acostumbra a la existencia de manchas rojas, y al presentarse posteriormente la lámina en colores (II), el shock ya no se produce”



la lámina III


se presenta en colores negro, gris negruzco y rojo (en una zona central y dos laterales). La manera en que están dispuestas las manchas de esta lámina, estimula hacia interpretaciones parciales, y por otra parte, provoca fácilmente respuestas de movimiento, ya que “La lámina III se eligió de tal suerte que por lo menos
una interpretación ha de producirse por empatía con un movimiento





Respuestas Populares

Siguiendo el criterio del SC para que una respuesta sea considerada popular, ésta debió aparecer en por lo menos 1 de cada 3 protocolos, manteniendo siempre la misma relación área - objeto. A partir de esto se obtuvo la siguiente lista de respuestas populares:

Lámina I

En G / GS: insecto (escarabajo, pololo, chinita, cucaracha, pulga, piojo, garrapata)
Lámina II

No se presentaron

Lámina III

EnD2: mariposa
EnD3: figura humana real o irreal
EnD4: figura humana real o irreal
Además de la respuesta popular de la Lámina I, resulta interesante exponer ciertos
contenidos que alcanzaron porcentajes relativamente significativos de aparición:


EnG el contenido cangrejo o jaiba se presentó en un 11,67% (35 protocolos); también el contenidoarañ a, tuvo una frecuencia del 9,67% (29 protocolos) y el contenido hoja apareció en un 8,67% (26 protocolos).

EnD1 el contenido hoja (habitualmente de parra) tuvo una frecuencia del 14,67%
(44 protocolos).

Por otra parte, llama la atención que en la Lámina II no aparezcan respuestas populares, si tomamos en cuenta que Zulliger (1970) propone dos respuestas de este tipo para esta lámina:

escarabajos u hormigas y animal (búfalo, toro o vaca), ambas en D1; no obstante cabe señalar que ni Brinkmann (1998) en Concepción, ni Zdunic (1999) en Buenos Aires, encuentran respuestas populares para esta lámina.


A pesar de esto, se puede apreciar que ciertos contenidos alcanzaron una
frecuencia de aparición significativa, por lo que vale la pena mencionarlos:

EnD1 la categoría: insecto (habitualmente hormiga, grillo, langosta, saltamontes,
escarabajo, chanchito, pulga o pulgón), alcanza una frecuencia del 11,67% (35
protocolos); por otra parte, la categoría que incluye: gusanos, ciempiés, larva u
orugas, alcanza una frecuencia de aparición del 8,67% (26 protocolos).

En D2 / DS2 el contenidop ez, alcanza una frecuencia del 14,67% (44 protocolos);
mientras que la categoría que abarca: algas, árboles, arbustos, hojas, cactus,
planta, vegetación, aparece en un 7% (21 protocolos).

En D3 / DS3 el contenido anatómica o radiografía (habitualmente columna y/o
pulmones) aparece en el 11,33% (34 protocolos).

En la Lámina III, dos de las tres respuestas populares corresponden a la categoría de contenido figura humana real o irreal, una en elD3 y la otra en elD4. A pesar de que en esta categoría, tanto la figura humanareal como lairrea l constan de características humanas determinadas (cabeza, cuerpo, brazo(s) y pierna(s)), se considera interesante señalar de manera específica, cuántas veces el percepto corresponde a una “figura humana real” y cuántas a una “figura humana irreal”, en cada una de estas áreas.

En elD3 “figura humana real” aparece en un 20,67% (62 protocolos), mientras que “figura humana irreal” aparece en el 14,33% (43 protocolos), tomando en cuenta, en ambos casos, las respuestas dadas enD3, así como en cada área que contiene este Detalle (G yD6). Por su parte, en elD4 “figura humana real” aparece en un 68,67% (206 protocolos), y “figura humana irreal” aparece en el 11,33% (34 protocolos), tomando en cuenta, de la misma manera que con el detalle anterior, elD4 y cada área que lo contiene (G,D1 yD6).

Con respecto a estos datos es posible observar que, a pesar de que en ambos detalles (D3 yD4) el percepto “figura humana real” es más frecuente que “figura humana irreal”, si tomamos en cuenta todas las veces que aparece el concepto “figura humana real”, se advierte una mayor frecuencia en elD4, mientras que al considerar el total de veces que aparece “figura humana irreal”, se observa una mayor frecuencia en elD3. De esta manera, si bien en general es más frecuente la percepción de “figura humana real”, es más probable que este contenido sea percibido enD4, mientras que el de “figura humana irreal” resulta más probable en elD3.
Por último, llama la atención la frecuencia de aparición enG del contenidoca ra
persona (real o irreal) o máscara, el que aparece en un 7,67% (23 protocolos) a pesar de

considerarse una respuesta conFQ-, de acuerdo al criterio de Exner (1990) que dice que una respuesta tieneFQ- cuando se crean contornos arbitrarios entre distintos detalles, cerrando perceptivamente la figura abierta.



comments powered by DisqusRecomendar a un amigo