Desventuras de un “pibe que arregla computadoras”. Parte 2

Fuente: Thalskarth's Maelstrom.
20 del 2 de 2012


No te olvides de leer la primera parte de las desventuras de un “pibe que arregla computadoras”

Continuando con la saga de anécdotas risibles sobre mis días como soporte técnico, prosigo a abordar un problema recurrente en todas las pc con windows en manos de usuarios… Poco cautelosos jajaja.

Un condón para mi computadora

Internet, Internet… Un vasto universo de contenido cuya temática es tan variada como individuos hay en el mundo. Sin embargo, es muy cierto que algunos contenidos son mas populares que otros. Me atrevería a decir, sin tirar esas cifras inventadas de estudios ficticios que dicen “el 63.275% de los usuarios de internet visita sitios porno alguna vez en su vida”, que la enorme mayoría de usuarios de “la gran red” buscó porno en alguna de sus formas, alguna vez.

No me malinterpreten, yo no vengo a hacerme el Papa ni mucho menos, es decir no soy viejo, ni pedófilo y el único oro que tengo es el del World of Warcraft. Pero quitando de lado mis irrelevantes opiniones religiosas, no vengo a hacerme el santo, yo también he incursionado en el lado oscuro de la red, pero lo que a mi me fastidia, es la gente que no sabe donde meterse y termina rompiendo su pc de formas inexplicables, y muchas veces irreversibles (quitando un buen formateo, claro está).

Bueno, me fastidia hasta cierto punto, pero una vez que terminó el trabajo, mirando hacia atrás toda la situación parece bastante divertida jajajaja. Paso a contarles lo ocurrido…

- C: Hola Matias, necesito que revises la pc de los chicos porque no esta arrancando.
- Y: No enciende?, o enciende pero no arranca el windows?
- C: La segunda
- Y: Ok, a la tarde paso por su domicilio y la reviso

Al llegar a su departamento, me recibe Gabriel (G) el menor de los 2 hijos y usuario de la pc, un adolescente saludable de 16 años, con necesidades naturales como cualquier otro. No es que sea viejo, pero después de varios años en el negocio uno puede casi adivinar el problema con solo ver al usuario, y esta no sería la excepción…

- Y: Para que usas la pc?
- G: Para que la uso?
- Y: Si, así en general, cuando te sentás en la pc que programas usas, que páginas y eso.
- G: (Silencio sospechoso) Internet y juegos
- Y: Bien, y que fue lo último que estabas haciendo antes de que dejara de funcionar?
- G: (silencio sospechoso Nº2) No recuerdo…
- Y:  Seguro?… Pensá tranquilo, osea fue ayer esto…….
- G: (silencio sospechoso Nº3) No, la verdad que no me acuerdo, es que la uso muchas horas
- Y: (hmmmm…..) Bueno no te preocupes,  dejame revisar la pc y te digo a ver que encuentro
- G: Encontrar?
- Y: Si, a ver que tiene asi se que necesito para arreglarla
- G: Ah, ah, ok

Con ese último intercambio me di cuenta que el usuario tenía algo que evidentemente no quería que nadie encontrara, es el día de hoy que no se que era, porque el sistema operativo estaba totalmente destruido, y el disco ya viejo para la época (80 Gb) estaba en bastante mal estado, lo cual volvia todos los procesos de recuperación mucho mas largos y tediosos. Luego de un tiempo sin éxito, el padre (Abel) llego a su casa y lo puse al tanto de la situación. Aprovechó para comprar un disco mas nuevo que era algo que su hijo le venía pidiendo.
Obviamente, con un disco nuevo y una instalación limpia la pc andaba 10 puntos, y me asegure de instalarle programas anti-malware y un antivirus residente que se actualice solo, como para darle un buen grado de protección, pero a la semana recibí un llamado que me sorprendió….

- C: Hola matias, te habla Abel, ¿sabes que la pc de los chicos no arranca de nuevo?.
- Y: Que raro, bueno voy a revisarla a la tarde.

En la escena del crimen….

- Y: Hola Gabriel, que pasó?, se jodió de nuevo el sistema operativo?
- G: Si, la verdad no se que pasó, anduvo bien una semana pero ahora le agarro lo mismo que antes
- Y: Bueno, le doy una revisada…

Esta vez, con el disco en óptimas condiciones pude recuperar el S.O y una vez adentro me empezaron a saltar marcadores telefónicos y a abrirse exploradores automáticamente, que me mandaban a páginas cuyo nombre incluía una o todas las siguientes palabras: Tits, ass, naked, hot, slut, y lesbian. En ese momento decidí que la solución era tener una charla padre-hijo, lo cual jamás pensé que haría y mucho menos con el hijo de otra persona…

- Y: Mirá Gabriel, la pc se jodió por entrar a esos sitios porno que te metes. Yo se que están buenos, y que tenes tus necesidades que cubrir, pero no importa lo que te ponga de antivirus y demás, si vos le das “aceptar aceptar” se te va a romper la maquina todas las semanas (o todos los días, pero no quise ser malo). Yo te la voy a arreglar esta vez, pero beberías dejar de entrar a estas páginas.
- G: Ah… (silencio incómodo) Y no hay alguna forma de… Seguir entrando a esas páginas y que no se me arruine el windows?
- Y: (en serio?, osea en serio!?. Que descarado! jajajaja) No, a lo sumo deberías buscar otras páginas, algunas menos nocivas para la salud de la computadora.
- G: (pondera por unos instantes) Y… Vos conoces alguna así?
- Y: ( Obviamente si) No, la verdad que ni idea. Preguntale a alguno de tus amigos, seguro deben conocer una buena

Afortunadamente, no se que hizo el muchacho pero no volvió a llamarme por el mismo problema. Tal vez comenzó a frecuentar otras páginas, tal vez se unió a un sacerdocio, tal vez se quedo permanentemente sin Internet. Realmente no se la respuesta, pero lo mas importante que aprendí de esto, es que a veces  hay que arreglar al usuario y no al equipo, porque algunas fallas humanas son imposibles de corregir (al menos con el S.O del Tio Bill jajaja).

Que sirva para probar que están equivocados aquellos que piensan que ser técnico no requiere tener habilidades de comunicación interpersonal. Para ser técnico hay que ser un poquito psicólogo, porque los usuarios ESTÁN TODOS LOCOS jajajajajajajaja. Un abrazo para todos, que anden bien, y les pongo uno solo en este update porque me quedó larguísimo y no quiero aburrirlos de una, sino en cuotas jaja.


comments powered by DisqusRecomendar a un amigo