Cuando vives en una zona sísmica.

Fuente: Liou emotions..
3 del 4 de 2012

Cuando vives en una zona altamente sísmica, los movimientos telúricos se convierten en una rutina diaria que aprendemos a llevar con mayor o menor éxito. Los temblores nos preocupan, nos asustan, nos alteran y nos desconcentran, son desastres naturales que no podemos evitar, pero está en nuestras manos de actuar con la inteligencia y la prudencia evitando de sufrir un mayor daño.

Todos los consejos, recomendaciones, toda la información que nos puede ser útil para salvar las vidas no tiene exclusividad de nadie y de ningún medio, pertenece a la humanidad, y debe ser compartida con todo el mundo con el fin de ayudar y no buscar el protagonismo.

En los países amenazados con un terremoto es importante informar a la población y dar recomendaciones a díario usando todos los medios posibles y durante todos los programas de televisión como noticieros, de entretenimiento, competencias deportivas, dibujos animados, etc.

Me di cuenta que no todos los mensajes llegan a la poblacíon y no todos entienden bien lo que escuchan. Los consejos no deben contener las palabras rebuscadas y los términos específicos, los deben entender todos y entender muy bien. No es suficiente decir en general: buscar un refugio, todos esperan lo concreto, lo preciso y lo claro: ¿dónde? ¿cómo? ¿por qué?

Los mensajes deben salir a díario con frase: recuerda que vives en una zona sísmica, hasta que toda la población aprende de memoría cómo actuar en el momento crítico evitando las dolorosas pérdidas humanas. Todos los canales de televisión deben pasar estos avisos constantemente miles de veces y todo el tiempo que sea necesario.

No es alarmar, es educar y salvar las vidas. Algunos países no estan preparados a enfrentar un desastre natural como terremoto de gran magnitud, y van a depender excusivamente de la ayuda internacional. No me canso de repetir: una persona informada y preparada, es una persona tranquila, segura y protegida.

En mayo de 1960, en Valdivia, Chile, a 840 km al sur de Santiago de Chile, fue el terremoto de 9,5 en la escala de Richter, hasta ahora el más intenso del mundo.

En Perú hay preocupante silencio sísmico, los pequeños movimientos que sentimos a diario no ayudan, como piensan algunos, a liberar la energía que sigue acumulando, para eso necesita un terremoto de gran magnitud. Hace 72 años que no hay un terremoto en la costa central peruana (Lima y Callao), en mayo del año 1940 fue de 8,2, en octubre de 1966 de 7,5 y en 1974 de 7,2 en la escala de Richter.

El mayor terremoto en la historia de Lima y Callao fue en octubre de 1746 con la magnitud de 8,4 seguido por un destructor maremoto. En agosto de 2007 en Ica y Pisco el terremoto fue de 7,9.

Las construcciones sobre los terrenos arenosos o rellenos sanitarios pueden tener problemas durante un terremoto y hay que prestar atención en Lima a los distritos: Ventanilla, Villa María del Triunfo, Villa El Salvador, Chorrillos, Ate, San Juan de Lurigancho, La Molina, Comas y Surco. El distrito La Punta, con superficie de 0,75 km 2, se encuentra al nivel del mar, la Provincia Constitucional del Callao, en general, debe estar preparada para un posible maremoto, como también todos que vivimos cerca del océano Pacífico.

Si el epicentro de un terremoto se encuentra en el mar, hay peligro de un maremoto que puede ocurrir en cualquier océano del mundo, pero con más frecuencia en el océano Pacífico que tiene la profundidad de 4 mil metros.

Un maremoto después de un terremoto (maremoto tectónico) puede ser muy peligroso a partir de movimiento de 7,5 de la tierra, y muy destructor a partir de 8,3 en la escala de Richter, con las olas de 6 a más de 30 metros y velocidad de 700 km por hora.

No se puede predecir con la exactitud la fecha y la hora de un terremoto, pero sí detectar los lugares en el mundo donde hay más probabilidades de sufrir este desastre. Todos que viven en Perú deben estar atentos a la información que nos proporcionan los fuentes confiables como el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), Instituto Geofísico del Perú (IGP) y la Dirección de Hidrografia y Navegación de la Marina de Guerra.

Vienen de todas partes del mundo los brujos, videntes, chamanes, etc., que hablan con extraterrestres, que leen las cartas, las manos, ojos, culos, las estrellas, el café, té, arroz, sopa... que ven más alla, más acá, que me pueden decir lo que pienso, lo que no pienso y lo que no quiero pensar... y todos dicen a los peruanos que viene un terremoto destructor, pero esto ya lo sabemos por vivir en una zona altamente sísmica.

En fin ¿me pueden decir exactamente el día y la hora de un terremoto en Lima y Callao? Esto es imposible, por eso dejen de alterar y asustar a la gente cambiando las fechas, creando el pánico y pasear por todos los programas de televisión hablando cualquier cosa alucinante, mejor siguen resolviendo los problemas amorosos que hay de sobra en cualquier lugar del mundo.

Me preguntan si estoy de acuerdo con los diferentes recomendaciones y consejos que aparecen en los medios sobre el comportamiento antes, durante y después del terremoto. Mi experiencia personal de pasar por un par de terremotos, de trabajar con los rescatistas de diferentes países, no solo escuchar sus consejos y ver el trabajo que realizan, sino sacar mis propias conclusiones y ver en la práctica qué funciona, qué nos puede ayudar y qué debemos tomar en cuenta.

Una buena organización y los detalles tan simples, sencillas, para algunos hasta tontos e insignificantes, nos pueden ahorrar los valiosos segundos y salvar nuestras vidas. Tomen en cuenta, comparten sus experiencias, sus dudas, sus miedos, pregunten si no saben, si algo no entienden, reparten las tareas a los miembros de su familia, etc, pero no deprimen, no lloren, no desesperen, necesitamos seguir con nuestras vidas porque hay mucho por hacer.

En América Latina los niños estan cansados con tantos consejos de cuidado y protección por la creciente e incontrolable delincuencia, ahora tenemos que prepararlos para enfrentar un terremoto, pero es muy necesario, y nuestros hijos deben colaborar.

Gritar, llorar, entrar en pánico no va a ayudar a disminuir el movimiento de la tierra, pero puede producir el caos, desesperación, los desmayos y un desorden humano dificil de controlar. Debemos tomar la conciencia que la tierra va a seguir temblando, esto no podemos cambiar, es un lugar donde vivimos, trabajamos y estudiamos, pero debemos aprender de tomar nuestras precauciones.

No tratar de salvar las cosas materiales, por más costosas que sean, todo lo que se puede comprar con el dinero no es importante, la vida humana es irrecuperable. No deben correr con los televisores en el hombro o abrazando a un equipo de sonido, tendran las manos ocupados, podran tropezar, caer, estos artefactos van a ser menos útiles que una botella de agua, un pan o una manta.

Lima, la capital del Perú, es una ciudad altamente sísmica, actualmente es una ciudad muy insegura y violenta, todos acostumbran de dormir con las ventanas, las puertas y las rejas bien cerradas con muchas llaves sin importar que hay un verano con calor de 30 grados.

En caso de un terremoto salir afuera se vuelve complicado, porque las puertas con el movimiento telúrico se desencajan, las llaves no funcionan, nuestras manos empiezan a temblar de desesperación y sentimos atrapados.

No debemos decir a los niños "no pasa nada", no subestimen a sus hijos, tampoco debemos asustarlos, pero ellos deben saber qué significa un terremoto y cómo deben actuar si se encuentran solos y en cualquier lugar, es importante para su seguridad y para nuestra tranquilidad. Hay niños de 4-5 años que en las situaciones extremas se comportan con una inesperada serenidad, madurez y obediencia. Los niños imitan el comportamiento de los adultos, si van a llorrar y los asustan, van a tener más problemas de controlar la situación.

No estoy de acuerdo con el consejo de evitar de pronunciar las temerosas palabras "temblor" o "terremoto", y pasar la voz a todos gritando: "a bordo", "peligro", "tiburones", "el lobo nos va a comer", "viene mi marido", etc. No solo van a confundir y desconcentar a las personas que tratarán de procesar lo que escucharon, van a crear la confusión, demora, no es un juego, todos deben saber que empieza un terremoto y reaccionar según el lugar donde se encuentran.

Cuando la familia se encuentra dentro de la casa o un departamento, no hay necesidad de cerrar la puerta con llave, suficiente con un cerrojo pasador (hay de todos los tamaños) que es muy facil de abrir sin perder el tiempo. En casi todas las viviendas en América Latina tenemos para nuestra seguridad antes de la puerta de madera, otra puerta con reja de metal, no debe estar cerrada por la noche con muchas llaves porque tiene la tendencia de desencajar y no se abre.

La llave de la puerta a la calle debe destacar con un lazo rojo, una cinta o un llamativo llavero adicional  para no confundir con las otras llaves, debemos inmediatamente saber cual es la llave de salida a la calle hasta con el tacto en la oscuridad.

Es necesario, yo diría hasta obligatorio, que todos que vivimos en las zonas altamente sísmicas con amenaza de un terremoto de gran magnitud, llevamos en nuestro cuello una placa de identificación con los siguientes datos: nombre y apellido, año de nacimiento, dirección de domicilio, número de teléfono, el grupo sanguíneo,  la enfermedad que padecemos y necesitamos una medicación (diabetes, epilepsia, hipertensión, etc.) o a qué somos alérgicos.

Si su grupo de sangre no es muy común como el mío ("A" negativo) y saben que hay un serio problema con los donantes, esta placa sería de una gran ayuda para la policía, defensa civil, los bomberos, los rescatistas, médicos, y para todos que quieren ayudar.

Muy necesario para los niños pequeños que pueden estar sorprendidos con un terremoto en kindergarten, colegio, paseo, parques, cines, ferias, cumpleaños, etc., y van a correr asustados sin saber a dónde y vagando por las calles. Hay que ser realistas, tambien es necesario para reconocer a las personas fallecidas y avisar más pronto a los familiares.

Conozco muchos niños en Lima que ya llevan en el cuello estas placas grabadas con unas cintas de colores o cadenitas, y saben muy bien que les sirven de ayuda a encontrar sus padres si se pierden o estan heridos. También todos pueden llevar juntos con la placa un pequeño silbato que le va a ayudar pasar la voz a los rescatistas en caso de estar atrapados bajo los escombros.

No adornar las paredes de las casas y oficinas con los pesados cuadros, espejos, nada encima de las camas y menos en los cuartos de los niños. Mucho cuidado con estas repisas clavadas en las paredes que sostienen un montón de juguetes, floreros, adornos de cristal; cuidado con las vitrinas llenas de vajilla y las lamparas grandes, pesadas y complicadas en el techo van a ser las primeras en caer. No acercarse a las ventanas, los vidrios suelen estallar, las cortinas de tela resistente o persianas tupidas pueden servir como protección, las camas deben estar alejadas de las ventanas.

El camino hasta la puerta de salida debe estar totalmente despejado, sin muebles y nada tirado en el piso para no tropezar o resbalar. No llenar los pasillos, las areas comunes y las escaleras con las macetas con flores, cactus, palmeras, arbolitos y todo tipo de plantas, una bonita pero muy peligrosa costumbre en las casas limeñas con cual tan dificil de luchar.
Al correr por las escaleras todos van a tropezar con estos adornos florales y crear un panico, nunca deben olvidar que vivimos en una zona altamente sísmica.

No dormir desnudos, cuando los temblores son el pan de cada día no podemos permitir este lujo. Lo recomendable dormir, tanto hombres como mujeres, con una camiseta (polo) y un pantalón deportivo, la ropa cómoda y apropiada  permite un rápido movimiento y sirve para permanecer al aire libre mucho tiempo.

No hay necesidad de dormir con los zapatos puestos (muchos hacen por temor), es incómodo y no permite descansar bien, suficiente de tener un par cerca de la cama, que deben ser cómodos, deportivos, sin tacones, facil de poner y que pemiten correr y pisar sin miedo los vidrios rotos o piedras. Sus gafas de medida (anteojos, lentes) deben estar en una mesa de noche más cerca posible, no ver muy bien qué lo que pasa alrededor puede alterar a la persona, y es recomendable de dormir con un reloj en la muñeca.

En la puerta de la salida deben tener preparado una prenda de vestir ancha, suave, liviana y cómoda de tela protegida contra el agua, y que cuenta con muchos bolsillos hondos que pueden cerrar (abrigo, chamarra, campera, cazadora, chaqueta, etc.), cuales van a llenar diariamente, mientras permanecen dentro de la casa, con:

una billetera con todos los documentos de identidad, tarjetas de crédito y dinero en efectivo; una pequeña linterna (venden con silbato, sonido de sirena y luces de colores incluidos); los medicamientos si estan con un tratamiento; un par de botellas individuales, por lo menos de medio litro de agua; un paquete de galletas y un teléfono móvil (celular). Podemos poner más cosas útiles, pero la ropa no debe ser muy pesada y dificultar el movimiento, cada uno sabe lo que debe llevar.

Al momento de salir, inmediatamente poner esta prenda encima, van a necesitar las manos libres, después le puede servir como abrigo, como colchón, como almohada, como manta para su niño, etc., aparte que en sus bolsillos hondos llevan muchas cosas que le van a servir. La mochila me parece más incómodo de llevar, pero también es una buena opción que deben considerar.

No buscar el refugio debajo de las mesas, camas, carpetas y estantes de madera, no van a soportar la caida de un concreto y serán aplastados. Los rescatistas aconsejan refugiarse en los cuartos del baño y dentro de un closet construido en las paredes porque sirven como la "caja fuerte";
cerca de un refrigerador (frigorífico, heladera, nevera) porque es capaz de aguantar mucho peso encima y dejar a su lado un pequeño lugar seguro; cerca de muchos libros y papeles que estan como torres en el suelo y aguantan el peso de arriba sin partirse.

Las escaleras en los edificios altos durante el terremoto se mueven mucho y son primeros que se desprenden de las paredes. Si hay niños pequeños, los adultos mayores o enfermos, y viven en los pisos de 4 a más, es preferible no bajar. Yo bajé desde el tercer piso saltando escalones y apoyando en pasamanos de escalera para no perder el equilibrio, pero mucho cuidado, no todos pueden correr muy rápido y mantenerse de pie, es difícil, y posiblemente tendrán a los niños en los brazos o de la mano.

Si conducen un coche y empieza un fuerte temblor, es preferible estacionar en un lugar seguro y abierto, nunca bajo un puente, grandes avisos publicitarios o muchos postes de luz. Salir del coche y permanecer al costado sentado o en la posición fetal cubriendo la cabeza con las manos, nunca debajo del coche porque los neumáticos (llantas) pueden estallar y aplastar al conductor.

Si familia es numerosa, hay niños, todos estudian, trabajan, van de compras, deben acordar un lugar de encuentro después del terremoto, mayormente, todos tratan de llegar a lugar donde viven, ver en qué estado esta la vivienda y qué se puede hacer. Si pasó mucho tiempo, un familiar no llega y no hay comunicación con el, empiezan su búsqueda. Si lleva la placa de identificación y esta herido o fallecido, serán avisados, y el no estará entre los desaparecidos o no identificados.

Hacer los simulacros de terremoto y educar a la gente es importante, pero no hacer por hacer cumpliendo una orden de arriba, o porque un ministerio o defensa civil obliga hacer. En un centro de idiomas limeño con más de 10 pisos hacen los simulacros evacuando lentamente a los alumnos que salen conversando, riendo, comiendo, escuchando la música, felices de salir a un parque cercano a respirar un poco de aire. Un terremoto no va a durar 20 minutos que dura este alegre y despreocupado paseo, sino apenas un par de minutos.

Debemos ser realistas, no hay tiempo de bajar por las escaleras desde el piso 15, como máximo desde el piso 3 o 4, y todos deben conocer los areas seguras en el piso donde se encuentran. No hay necesidad de subir y bajar a mil personas de 15 pisos para hacer los simulacros, cuando todos saben que esto no será posible durante el terremoto. Deben enseñar cómo comportarse en los pisos altos y donde refugiarse, esto sería mucho más útil.

Durante el terremoto prohibido usar los ascensores (elevadores) en los edificios, pero si estás dentro de un ascensor (elevador) y empieza el movimiento con el corte de la electricidad, lo unico inteligente que puedes hacer es acostarse en el piso en la posición fetal protegiendo la cabeza con las manos, bolso, prenda de vestir, pero no quedarse de pie. Si el ascensor va a caer y estás acostado, el daño sería menor y podrás proteger de algún modo tu columna vertebral.

Vivir en el primer piso tiene la ventaja de poder salir afuera muy rápido, pero también no hay que olvidar que en caso de derrumbe va a sufrir más,  porque todos los pisos de arriba le van a caer encima.

Cuando van a un lugar público (restaurante, cine, discoteca, supermercado, etc.) observen el lugar y no pierden de vista la ruta del escape y a sus hijos, traten de mantenerse siempre unidos y cerca de la salida.
No entren a su vivienda inmediato después del terremoto, siempre hay réplicas que pueden hasta superar en la magnitud al primer movimiento de la tierra.

No ocupes los teléfonos con largas conversaciones, basta de saber que tu familia esta bien y avisar que tú estas bien. Habrán los problemas con los teléfonos, cortes del servicio y de la electricidad, todos van a llamar, hay que ser comprensivo y solidario.

No se olviden que durante el terremoto en Ica y Pisco (Perú, 2007) dejaron de funcionar todos los teléfonos en Lima provocando la desesperación y la angustia general. Trata de entrar a las redes sociales, avisa de lo que pasa y cómo te encuentras, pide ayuda por cualquier medio posible, el mundo va a estar pendiente de lo sucedido y alguien te va a escuchar.

Debes ser consciente que vives en una zona altamente sísmica, que la tierra tiembla constantemente, y esto no puedes cambiar, lo que puedes cambiar es tu actitud, estar informado, preparado, precavido, optimista y listo para ayudar y compartir.

By Liou.

Leer más... ¿Es peligroso vivir en Perú?
Leer más...  Cuando tu pareja es de otro país.
Leer más...  Cuando mi amor tiene otro color.
Leer más...  Cuando la mujer es más alta que el hombre.
Leer más...  Las parejas y los regalos.

comments powered by DisqusRecomendar a un amigo