HOY. A 50 AÑOS DE LA MUERTE DE MARILYN MONROE: HISTORIAS DETRÁS DEL MÁS GRANDE MITO SEXUAL

Fuente: Nada nos Libra de Escorpio.
4 del 8 de 2012

Fue descubierta por casualidad y Hollywood la lanzó al estrellato, es la simplificación que entrega el mito sobre Marylin Monroe.
Sin embargo, hay toda una historia tras ese engañoso resúmen.
Su primer incursión mediática comenzó con un jersey de punto color rojo que la convirtió en "la niña del suéter":  en diciembre de 1944, mientras Marylin Monroe ( que por entonces era Norma Jeane Mortenson ) trabajaba en la fábrica Radioplane donde se desarrollaron los primeros aviones no tripulados, un equipo de filmación visitó el lugar para hacer una película de entrenamiento.
Entre el staff se encontraba David Conover, un fotógrafo de pin-up, que cuando vio a Norma Jeane se sintió atraído de inmediato, y le preguntó si podía fotografiarla.
Le dijo que se ponga un suéter para mostrar mejor su cuerpo, y ella inmediatamente entendió el mensaje: se quitó una blusa, una camisola y el sostén y se colocó un jersey rojo  que le reportó su primer contacto con la fama, cuando su imágen se fue poniendo de moda y recorriendo todos los Estados Unidos durante dos años como modelo, para luego ser contratada por los estudios Twentieth Century-Fox.
DÍAS DE ESCUELA
En su niñez, Maylin era más alta que sus compañeros de escuela que se burlaban de ella llamándola "habichuela" o "frijol humano" hasta que comenzó a desarrollarse sexualmente a la edad de 12 años, y ayudada por una vestimenta sexy y provocativa comenzó a atraer la atención de sus compañeros a tal punto de que cuando su nombre era mencionado en clases por alguna profesora, se escuchaba un suspiro masculino colectivo, y cuando se acercaba a su graduación, fue elegida Chica de la escuela Oomph 1941.
Tenía malas notas y una leve dislexia, pero era muy buena escritora y contribuyó en varios artículos del periódico escolar, uno de ellos versando sobre cómo debía ser la mujer soñada para un hombre.
Marylin era ilegítima y nunca supo la identidad de su padre biológico, y su madre Gladys estaba bajo permanente tratamiento psiquiátrico hasta que tuvo que ser internada en un manicomio, y eso le provocó ya adulta un miedo constante a volverse loca, además de condenarla durante su traumática infancia a vagar por varios orfanatos mientras su progenitora  estaba internada diagnosticada como "loca incompetente".
No hay evidencias de abuso sexual en su infancia, pero muchas de sus actitudes adultas hacen sospechar a psicólogos y psiquiatras que efectivamente lo sufrió.
Siempre tuvo aspiraciones de ser actriz y luego de ir al cine volvía a su casa y jugaba los roles de los protagonistas, imitando sus movimientos corporales y expresiones faciales frente a un espejo en su dormitorio.
DÍAS DE FAMA
Como modelo, cambió de nombre varias veces, siendo re bautizada como Norma Jeane Baker, Jean Norman y Mona Monroe. 
Luego de su contrato con la Fox, le tomó seis años más, y un cambio de nombre ( en sus primeros films se llamó Jean Adair ) alcanzar el estrellato.
Norma Jeane jamás aceptó que fuera hermosa, incluso cuando era conocida  como la mujer más bella del mundo.
No había mucho que pudiera hacer para alterar sus piernas, demasiado cortas para el ideal de la moda, sus caderas eran anchas y, desde algunos ángulos, se le veía un doble mentón.
Subía y bajaba de peso tan dramáticamente que durante la filmación de la película   El príncipe y la Corista  la diseñadora de vestuario, Beatriz Dawson, tuvo que crear dos vestidos de diferentes tamaños.
El maquillaje, la iluminación y las cámara supieron esconder sabiamente algunas de estas deficiencias.
Luego se le dijo que bajara el labio superior al sonreír porque de lo contrario las encías se le hacían demasiado visibles, gesto que practicó en un espejo hasta hacerlo bien, aunque nunca logró eliminar el temblor de la parte superior de su labio que es evidente en sus películas.
Marylin era una aguda observadora de la conducta humana, sabía que a los hombres les gustaba el aspecto aniñado en una mujer, mientras agitaba sentimientos maternales en las mujeres, y tenía una enorme facilidad para saltar de una personalidad infantil a la sexy Marilyn de las pin ups.
Además era una maestra de la auto-publicidad en fiestas pobladas por periodistas, que siempre le hacía ganar unas líneas en las columnas de chismes. Su estrategia consistía en llegar tarde y hacer una entrada glamorosa enfundada en algún llamativo y escotado vestido negro o rojo brillante, que dejara casi al descubierto sus pezones.
Generalmente no llevaba ropa interior, aparentemente para no estropear la línea de sus ajustados vestidos, pero es sabido que también le sirvió para darle a los hombres tentadores destellos de carne desnuda, además de provocarlos permanentemente con golpes de rodillas debajo de la mesa o poniéndoseles provocativamente de espaldas para que juzguen si su ropa era lo suficientemente apretada.
Hollywood pedía un símbolo sexual extremo para competir con las sensuales actrices italianas, como Gina Lollobrigida, que estaban invadiendo los estudios y Marilyn fue capaz de crear un símbolo sexual sintético, que le daría toda la fama que podría haber deseado, pero lo haría a un precio terrible.
A principios de los años cincuenta su agente Johnny Hyde pagó  una cirugía para remodelar el cartílago blando de la punta de su nariz y para implantarle una placa en la barbilla para darle mayor definición.
Era una perfeccionista y pasaba horas maquillándose, retocando la protuberancia en su nariz y ocultando las pecas de su piel con maquillaje y juego del cabello, usaba uñas postizas para ocultar los bordes irregulares  que tenían por mordérselas, se aplicaba cuatro capas de lápiz labial y blanqueaba su piel con cremas hormonales.Se colocaba vaselina en los labios para darles un aspecto húmedo, oscurecía sus cejas con un lápiz que las hacían ver más fuertes y rectas y también oscurecía el lunar cerca de su boca para llamar la atención sobre esa zona.
'Whitey' Snyder, su maquillador personal, cuenta que sabía  técnicas que mantenía en secreto, incluso de él: uno era ponerse maquillaje blanco en los párpados para que sus ojos parezcan más grandes.
A pesar de que podía tomarse hasta tres horas para llegar al aspecto correcto, si encontraba el más mínimo error se quitaba todo y empezaba de nuevo.
Para intrigar a sus fans, en sus primeros pasos en el cine cambió su tono de rubio para cada película. "Algunas chicas prefieren cambiar sombreros", dijo. "Yo prefiero cambiar el color de mi pelo."
Precisamente con su cabello tenía una indecisión permanente: primero lo alisó y luego volvió a la permanente con rizos suaves.
El mechón de pelo que a menudo caía casualmente sobre su ojo en las fotos era para ocultar las raíces de su cabello, que no eran buenas para asimilar el teñido.
Después de 1949, no hay más fotografías suyas con su pelo castaño natural: ser rubia era ya parte de su personaje mitológico ( se había teñido por primera vez para protagonizar un comercial de champú ).
Con aplomo típico de Marilyn dijo una vez: "Me gusta estar o muy vestida o desnuda. No me preocupa nada de lo que hay en el medio." ( y efectivamente, entre bambalinas, se paseaba frecuentemente desnuda entre vestuaristas y maquilladores e incluso concedió reportajes sin ropa alguna ).
Llevaba aretes colgantes de diamantes para llamar la atención sobre su busto y su rostro, y  perlas por su brillo reflectante que suaviza el rostro.
En 1954 comenzó a exhibirse con vestidos negros y guantes negros hasta los hombros, que eran una combinación de elegancia y erotismo impulsada por los artistas del striptease de los años treinta.
En su vida privada, en cambio Marilyn no usaba ni poseía grandes joyas, vestía de manera muy informal, con camisetas, pantalones capri y  calzas, y era una excelente cocinera, famosa por su sopa de pescado, de muy compleja receta.
Tenía una fijación edípica con Clarck Gable, su coprotagonista en The Misfist, y cuando murió lloró dos días seguidos.
Marilyn estaba relativamente mal pagada en Hollywood: Jane Russell cobraba alrededor de diez veces más cuando la co-protagonizó en Los Caballeros Las Prefieren Rubias.
Su salario en su película final inconclusa, Algo Tiene Que Ceder, fue de cien mil dólares ( Elizabeth Taylor recibía en esa misma época un millón de dólares por Cleopatra, y Dean Martin cobraba un promedio de 500.000 dólares ) película de la cual fue despedida a causa de su tardanza crónica.
Sin embargo, cuatro días antes de su muerte, la Fox le renovó el contrato por un millón de dólares por dos películas.
Fue Playboy Sweetheart del mes en 1953 con una foto por la cual se le había pagado 50 dólares por modelar en 1949 y que Hugh Hefner compró por 500 dólares ( dicho sea de paso, Hefner adquirió una cripta junto al panteón de Marilyn en el Parque Memorial Westwood en Los Ángeles ).
Su artista favorito era Goya y su héroe Abraham Lincoln, admiraba a Arthur Miller y Albert Einstein, era fanática del yoga ( su profesora era Indra Devi ) e incursionó en experiencias espirituales alternativas incluyendo la antroposofía, pregonada por Rudolph Steiner, convirtiéndose al judaísmo antes de su matrimonio con Arthur Miller en 1956.
Desafió permanentemente la autoridad de los directores de cine y de los jefes de estudio, fue la segunda mujer en tener su propia compañía ( la primera fue Mary Picford ), Marilyn Monroe Productions, que fundó en 1955 con el fotógrafo Milton Greene y sólo alcanzó a producir una película, y sólo se convirtió en profesional siendo ya famosa, tomando dos profesoras de actuación diametralmente opuestas: Natasha Lytess, con quien trabajó durante seis años y 22 películas, que dirigía todos y cada uno de sus movimientos detrás de la cámara, y luego Paula Strasberg, quien por el contrario la consultaba entre toma y toma.
Durante los 20 años posteriores a su muerte, Joe DiMaggio ( con quien se creía tenía pensado volver a casarse en el momento de su muerte ) dispuso que se enviaran rosas  a su cripta tres veces por semana.
En una subasta de efectos de Marilyn llevada a cabo en 1999 , Mariah Carey compró su adorado piano de cola blanco en 662.500 dólares ( el piano había sido comprado por su madre y vendido al romperse, pero Marilyn lo rastreó, lo encontró y lo volvió a comprar, manteniéndolo con ella hasta su muerte ).
Su muerte fue catalogada como "probable suicidio" pero las pruebas de toxicología sólo se llevaron a cabo en su hígado y cuando el médico forense adjunto, Thomas Noguchi trató de obtener sus otros órganos para las pruebas, se los negaron diciéndole que habían sido destruídos.
Muchos de sus amigos creen que fue asesinada y los principales sospechosos son Robert y John Kennedy, el mafioso Sam Giancana, su psiquíatra Ralph Greenson, y por supuesto la CIA y el FBI.
La más fuerte teoría conspirativa dice que Bob Kennedy aterrizó en helicóptero cerca de su domicilio y le administró una enema de drogas mientras la mantenía maniatada.
Lo cierto es que la diva necesitaba seis pastillas para dormir todas las noches y un trago de vodka por las mañanas, y era víctima de constantes ciclos maníaco-depresivos.
El día anterior a su muerte había obtenido varias cajas de Nembutal con recetas firmadas por diferentes médicos.
La compradora de su casa, la actriz Verónica Hamel, denunció que cuando decidió hacer unas renovaciones, descubrió un extenso sistema de cables de vigilancia en los grifos.
Los libros que estaba leyendo en el momento de su muerte eran la novela de Harper Lee Matar a un Ruiseñor , y Captain Newman MD , una novela de Leo Rosten sobre la  vida del psiquiatra de Monroe, Ralph Greenson.
Dos hombres reclamaron la paternidad de Marilyn en su lecho de muerte: Stanley Gifford C, que tanto Marilyn como su madre creían que era su padre, pero se negó a cumplir con Marilyn cuando estaba viva, y Eduardo Mortensen, que estaba casado con su madre en el momento de su nacimiento, y cuyo (mal escrito) nombre aparece en su certificado de nacimiento.

comments powered by DisqusRecomendar a un amigo