Peinados, cortes y consejos para el pelo con canas

Fuente: El privilegio de ser mujer!!!!.
9 del 8 de 2012


Esta tendencia no es exclusivamente de las celebrities. Lejos de la alfombra roja, cada vez más mujeres lucen con orgullo sus canas en lugar de esconderlas. Evidentemente, el objetivo no es parecer mayor. Por eso, cuando tu cabello pierda color has de prestar atención a tu peinado y a algunos otros detalles. Para que tu cabello canoso no se vea muy descuidado has de renovar regularmente tu corte de pelo. Para mantener un cabello con estilo tendrás que ir cada 6 o 8 semanas a la peluquería. El tipo de corte de pelo poco importa, favorecen desde los cortes más extravagantes a los estilos más clásicos. Como norma general el corte escalado tiende a dinamizar el look con mucha habilidad mientras que un corte recto aporta elegancia. Generalmente las personas con el pelo canoso se decantan por un pelo corto muy moderno.






¿Cómo cuidar el cabello canoso? 

El cabello con canas es seco y quebradizo por eso necesita un cuidado extra. A partir de tu 40 cumpleaños puedes empezar a utilizar champús y tratamientos anti-edad. Estos productos específicos cubren el cabello con una fina película protectora de polímeros, ceramidas y proteínas que lo protegen y aumentan el reflejo de la luz. Los sprays sin aclarado optimizan aún más toda la belleza del cabello con canas. Después de lavarte el cabello, vaporiza este tratamiento en tu cabello, péinate para distribuirlo bien y acaba de peinarte como lo haces habitualmente. ¿El resultado? Tu cabello se verá mucho más sano. 

Desafortunadamente, la pérdida de cabello es muy habitual con la edad. Si tu cabello es muy fino, utiliza lociones especiales para el cuero cabelludo. Contienen ingredientes estimulantes, como la cafeína, que previenen la caída del cabello estimulando las raíces. 

Una alimentación equilibrada también tiene efectos muy positivos en la salud y el crecimiento del cabello. Escoge alimentos ricos en biotina (o vitamina H), zinc, hierro, vitaminas A, B2 y B6, así como en ácido fólico.

Fuente: schwarzkopf

comments powered by DisqusRecomendar a un amigo