Alfabetización y tecnología

Fuente: LoboViejoVerde.
4 del 10 de 2012


INFORMACIÓN, ALFABETIZACIÓN, GLOBALIZACIÓN http//loboviejoverde.blogspot.com




El pasado 8 de setiembre se celebró el Día Internacional de la Alfabetización.
Es el día en el que se procura concientizar en cuanto a la importancia de erradicar el analfabetismo en muchos países del mundo, donde aún existe un número importante de personas que no leen ni escriben. Esto debe diferenciarse del analfabetismo funcional, que es cuando la persona, si bien sabe leer y escribir, no puede darle un uso funcional a ese conocimiento. Así se habla de analfabetismo funcional ante una persona que no puede describir, por ejemplo, algún aspecto de su realidad en frases simples, completar un formulario o interpretar una lectura.
Ciertamente, no nos ha tocado vivir en carne propia esa dolorosa realidad, al menos con la lecto-escritura. Ambos, mi esposo y yo hemos tenido la bendición de Dios de poder estudiar una profesión. Sin embargo, nos hemos puesto a reflexionar en cuántas cosas hemos sido "analfabetos" durante años.
Nacimos en distintos tramos del siglo XX. Los dos conocimos el televisor en blanco y negro y los teléfonos que poseían un cable enrulado y "orejitas" 
Nos acostumbramos al televisor en colores, a los radiograbadores, al "walkman", entre otras maravillas. Cuando supimos utilizar todo eso, ya había en este mundo computadoras, teléfonos celulares, y luego smarphones, también hubo notebooks, y netbooks y otros "ooks" que aún no desciframos. 
Para cuando surgió Internet, nos dimos cuenta qué tan lejos estábamos con nuestros conocimientos para poder comprender estos nuevos lenguajes que nos planteaba la tecnología. Pudimos ser entonces, bajo este punto de vista, dos personas muy formadas académicamente hablando, pero quizás analfabetos en cuanto al uso de las tecnologías de este mundo globalizado
No creo que vaya a existir en ese mundo otra generación que viva de la forma que debimos vivir. Me baso en eso al observar cómo un niño de cinco años, es capaz de usar un ordenador muerto de risa mientras yo me hago todavía ciertos nudos en la mente para arreglar algunos problemas. 
No se trata ya de decir que muchos de los más jóvenes están en otra "sintonía" Simplemente podemos advertir que se encuentran en una suerte de universo paralelo, con otro lenguaje, por lo tanto con otros códigos. Han crecido en el uso de tecnologías de la información desde la misma cuna. 
Por lo tanto es lógico que cuando dicen: " No puedo verte ahora, se me cayó la conexión. Creo que tengo problema con el wi-fi. Me roban señal. Me hackearon la contraseña. Tengo que conectarlo porque debo estar en el face en media hora..." nos suene a chino. Muy bien hablado...pero incomprensible. A veces, terminan la frase en un mensaje de texto que nos enviaron desde su nuevo "celu" diciendo: "TQM". Claro, como a los quince minutos, logro escribir: "Yo también" y eso me pone contenta.
Por eso debe ser, que cada vez que a mi esposo le preguntan y habla de este nuestro blog ante un chico joven, notamos su mirada de admiración y de sorpresa. 
Al segundo le surge decirnos: "¿Qué? ¿Qué escriben un blog?" Les parece raro que adultos que posiblemente conocen poco acerca de Facebook, de Twitter y otras redes sociales, quienes además no suelen incluir en sus comentarios la catarata de palabras tales como: Android, Blackberry, Iphone, etc, tengan sin embargo el conocimiento para escribir en un blog, y no sólo por un tema de contenidos. 
Entonces, sentimos que a alguien más pequeño que nosotros, se le forma un signo de interrogación enorme sobre su cabecita. Tienen claro que escribir un blog no es cosa muy sencilla. O como somos "gente grande" han establecido de alguna manera que "la gente grande no conoce de esto que nosotros manejamos"
Y nosotros, luego de ver su sorpresa, solemos retirarnos pensando que somos en realidad dos "remadores", frutos de una generación que no se repetirá en este mundo. 
De los que crecimos formándonos en una profesión, estudiando, trabajando como muchos, pero aún todavía tuvimos que aprender otras habilidades más állá de la lectura y escritura, provenientes de tecnologías con las cuales no crecimos, a diferencia de los jóvenes, que suelen tener la oportunidad de familiarizarse antes de lo que nos tocó a nosotros mismos, por que conviven con esa realidad. 
El vertiginoso avance tecnológico, no nos dejó más opción: o aprender a "leer" en un mundo globalizado, o quedarnos fuera de la sociedad de la información. 
En ese contexto, alfabetizar, es sólo el principio del acceso igualitario de las personas, ya que en este mundo, hay que alfabetizar y favorecer el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación para todos. Muchos países ya han iniciado a nivel escolar la estrategia de "una computadora por niño". Pero muchos niños y no tan niños son los que aún no acceden a la enseñanza básica para poder asomarse a la lecto-escritura. Preocupa que no lo logren. Pero en lo personal, nos preocupan más las posibles consecuencias.
La escuela no sólo es el lugar donde los niños aprenden a leer y escribir. Es el ámbito que promueve la socialización, es el lugar democrático e integrador donde se forjan valores tan preciados, entre otros, como la solidaridad y el respeto.
Pero...¿qué observan los niños de nuestras actitudes como adultos? ¿Les damos ejemplo de solidaridad, respetamos siempre? 
A veces decimos a los niños: "Estudia, aprende, estudiar te dará armas para cuando seas grande" 

La cuestión es, estas armas que la tecnología nos ofrece: ¿Serán para unir a las personas y potenciar el crecimiento de todos? ¿Serán para dividir más a un mundo ya competitivo, para seguir fragmentando a la sociedad a sabiendas del poder que otorga el conocimiento? ¿O nos serán útiles para que todas las personas conozcan acerca de sus derechos?
¿Lograremos compartir nuestras armas y, a través de ello, potenciaremos el crecimiento de los demás? ¿O sólo nos ocuparemos de concentrar en nosotros mismos ese conocimiento, para estar seguros de situarnos más arriba que los otros?
Si cada uno de nosotros comparte con otro algo más que una foto, si un mínimo conocimiento, por pequeño que sea, sirve para que otra persona pueda aprovecharlo, podríamos estar en un camino a un mundo un poquito más justo. 
Quizás haya que desempolvar la palabra "generosidad" o alguna otra de las que parecen decirse solamente en la escuela, y luego van cayendo en cierto desuso. Atrevernos a recorrer ese camino, también nos hará crecer a nosotros mismos. No perdemos nada con hacer el intento, es posible que, con pequeños intentos, logremos hacer grandes diferencias. 



http://loboviejoverde.blogspot.com/rss.xlm?orderby=update

comments powered by DisqusRecomendar a un amigo