ENTRE MITOS Y FÁBULAS. EL ECUADOR ABORIGEN - Ernesto Salazar

Fuente: Literatura Ecuador.
23 del 4 de 2012


Título: Entre mitos y fábulas. El Ecuador aborígen

Autor: Ernesto Salazar González (Cuenca, Azuay)

Año de publicación: 1995

Edición: Corporación Editora Nacional, Biblioteca General de Cultura, séptima reimpresión, agosto 2008

Páginas: 236
 
“Entre mitos y fábulas…” es un libro que aporta al debate que pretende esclarecer las cuestiones oscuras o confusas del Ecuador precolombino, problema agudizado en los textos escolares por el uso de fuentes obsoletas o de poca confiabilidad, que han contribuido más bien a ofrecer una imagen distorsionada de la vida precolombina. Efectivamente, este libro cuestiona el que los textos escolares actuales, desbordantes algunos de un saber inútil, se resistan a incluir en sus páginas el enorme aporte que la arqueología le ha hecho al país, al abrirle un panorama de 10.000 años de historia, y las importantísimas revelaciones de la investigación etnohistórica, hoy convertida en instrumento indispensable para el estudio del pasado inmediato a la conquista española.
“Entre mitos y fábulas…”, reedición parcial de “Mitos de nuestro pasado”, aparece con un 80% de materiales nuevos con respecto a su antecesor. En conjunto, sin embargo, sigue manteniendo su propósito didáctico y de divulgación entre estudiantes secundarios y universitarios, aunque hay temas, como los referentes al Reino de Quito o a la búsqueda de tesoros, que pueden ser de interés para historiadores, antropólogos y arqueólogos.
 
El de hoy es un post especial, y lo es por varios factores. Por un lado quiero adelantar algunos detalles sobre las próximas acciones que vamos a tomar en el blog y, por otro, quiero inaugurar una nueva categoría de entradas. Quiero empezar con este último.
A pesar de que, en principio, este blog está dedicado a la literatura ecuatoriana en todas sus ramas, hasta ahora no he comentado otra cosa que no sea narrativa. No descarto, en el futuro, comentar alguna obra de teatro, pero teniendo en cuenta que sólo podría acceder al texto y no a algo tan importante como sería la puesta en escena, mi comentario quedaría incompleta. Con la poesía no me atrevo. Será que no tengo los conocimientos suficientes sobre composición ni la sensibilidad necesaria para entenderla y explicarla (quizás me equivoque, pero creo que no sería justo criticar algo que desconozco y que, de ninguna manera, podría reproducir). De todas formas reitero lo que otras veces he dicho, si algún lector quiere enviarme algún comentario de la obra que sea, con mucho gusto se lo publicaré, ya sea como entrada nueva o como enlace a su propio blog. Recuerdo que mi cuenta de correo es [email protected]" rel="nofollow
Como decía, hasta ahora me he dedicado, casi exclusivamente, a la narrativa de ficción. Sin embargo, observando mi biblioteca compruebo que tengo muchos libros que hasta ahora no he comentado por no ser novelas ni cuentos. Me refiero a libros de historia (me apasiona la historia ecuatoriana), a biografías, a ensayos de todo tipo. Y, pensándolo bien, no veo por qué no comentarlos. Le he dado un par de vueltas a la idea y he decidido que lo voy a hacer, si bien con algunas diferencias respecto a las entradas del resto de libros. Por un lado, serán entradas más cortas donde evitaré muchos juicios. Aunque estoy seguro de que alguno se me escapará, en un ensayo de economía, por ejemplo, no veo que tenga sentido hablar de recursos literarios. Tampoco los puntuaré. Me limitaré a hablar de lo que cabe encontrar en sus páginas.
Así pues, voy a comenzar comentando un librito que compré sin esperar demasiado y que me ha resultado tremendamente interesante, “Entre mitos y fábulas. El Ecuador aborigen”, de Ernesto Salazar.
Para empezar diré que este ha sido un libro aguafiestas. Esperaba que fuese un texto que me contara las historias mil veces leídas del Ecuador prehistórico, pero bien ordenadas y justificadas. Quería que me hablara de los quitus y de los caras, de su cosmología, de cómo conformaron el fabuloso Reino de Quito, que se opuso, orgulloso, a los embates del inca desde el sur. También esperaba leer otra vez la historia de Atahualpa, el inca ecuatoriano, hijo de la última reina quiteña, que sólo quería defender la esmeralda de los caras de su ambicioso y cruel hermanastro cuzqueño… Y sí, habla de todo esto, pero desde un punto de vista menos sentimental y nacionalista y ajustándose más a las pruebas arqueológicas. El autor dedica toda la obra a plantear objeciones contundentes a lo que han afirmado durante años los libros de texto ecuatorianos, los cuales se han ceñido casi en exclusiva a lo que escribió el historiador Juan de Betanzos, a pesar de que se han perdido las fuentes (o no han existido). Si existió el Reino de Quito y fue tan importante como afirma Juan de Betanzos, ¿cómo es posible que no queden vestigios de ningún tipo? El historiador también afirmó que primero llegaron los quitus y después fueron conquistados por los caras, pero los conquistadores asumieron la lengua, las creencias y hasta el nombre de los conquistados. ¿Tiene esto algún sentido?
Uno a uno, Salazar va desmontando todos los mitos que se habían construido sobre el pasado de su país a pesar de no tener fundamento. Lo realmente excepcional es que lo hace con gracia. El autor mantiene siempre un punto de ironía en sus cuestionamientos, haciendo que la lectura no sea demasiado académica, siendo disfrutable también para los profanos a la arqueología.
Por si fuera poco, Ernesto Salazar dedica la parte final del libro a un tema que, a priori, tiene poco que ver con lo narrado en los capítulos anteriores, la búsqueda de tesoros fabulosos. Sin embargo consigue hilarlo porque la estructura es la misma: expone el mito y lo confronta con la realidad, apoyando en las pruebas arqueológicas o en la falta de ellas.
Por todo ello, y a pesar de que se carga por completo historias sobre las que, personalmente, me gustaba creer, es un libro muy recomendables para todos aquellos que deseen conocer la historia del Ecuador precolombino, más allá de las fábulas que siempre se han contado.

Para acabar, cuento las últimas noticias sobre el blog. Como muchos sabréis, con el cierre de Megaupload se han caído todos los links de descarga de libros que estaban creados. Pues bien, por fin, y gracias a la inestimable ayuda de Alfredo Baldeón, que se está implicando muchísimo en la revitalización de las descargas, muy pronto volverá a funcionar la Biblioteca de Autores Ecuatorianos, y con algunas novedades muy interesantes. De momento, y desde hoy, vuelven a funcionar los links que aparecen al final de algunas entradas. Estos llevarán a 4shared, donde se realizará la descarga. El formato de las descargas, de momento, es el que hemos podido recuperar, esto es, a veces será un pdf y otras un doc. Es uno de los puntos en los que estamos trabajando.
Seguiremos informando.
 

comments powered by DisqusRecomendar a un amigo