ahorro

Poniendo luz al mundo de los misterios

Fuente: Archivo Insólito.
22 del 1 de 2018



Distintas agrupaciones de destacados investigadores de temas de misterio de talla internacional, se han lanzado a la aparentemente difícil tarea de formalizar este campo de estudio, el cual esta plagado de desinformación y mistificación de algunos mercaderes de la ignorancia y el engaño. El hacer a un lado términos como "sobrenatural" para definir los distintos fenómenos extraños que se analizan fue uno de los primeros pasos que han dado los investigadores buscando la seriedad y la objetividad, pero la meta final es aún mayor.

El mundo del misterio está lleno aficionados y fanáticos, sin faltan los que se dicen "expertos" en los temas de ocultismo o esoterismo, que aseguran que el "conocimiento avanzado" esta negado a los ojos vulgares del mundo, lejos de las mentes comunes y corrientes, porque solo se puede acceder a él por medio de estados superiores de conciencia y mucho bla bla bla. Ellos postulan creencias e ideas que nunca han sido verificadas como si fuesen leyes universales, cuando en verdad la gran mayoría no son más que creencias y supersticiones infundadas, y que en la gran mayoría de los casos son totalmente falsas. 

Si hablamos de exigir un cierto rigor científico y nivel académico a los investigadores de misterios, no estamos hablado de otra cosa más que de intentar profesionalizar la labor de investigación en el campo del misterio. Esta idea que al principio parecía algo casi imposible es encabezada por varios investigadores organizados de renombre internacional, incluso desde hace tiempo en algunos países se ha tratado de retomar el estudio de la parapsicología científica (la que busca darle explicación certera a los presuntos fenómenos paranormales generados por la mente humana) en instituciones académicas serias y formales. 

El tratar de unificar la investigación de los temas de misterio con la ciencia es un paso muy importante, pues es dar carpetazo final a los timos de los charlatanes y pseudo-investigadores que existen en distintos medios de comunicación. Con esto se estaría implementando un código de ética profesional y un protocolo de investigación bien estructurado, con lo cual se podría dar una validez real y formal a cada trabajo de investigación realizado por personas realmente especializadas en estos temas. El problema sigue siendo que hay muchos que dicen que quieren "investigar" casos de ovnis o fenómenos paranormales, pero no todos ellos están calificados y mucho menos bien documentados para hacerlo, y muy posiblemente terminen por omitir hacer pruebas y terminen por dar resultados erróneos que se basarían en sus opiniones personales hechas al vapor. 

El mundo del siglo XXI ya no esta para seguir mirando imágenes de supuestos ovnis y "fantasmas", escuchando a falsos "investigadores” de carpa y teatro, que únicamente dicen que investigan pero no solucionan nada. Que solo saben hacer “fan service”. La investigación de misterios tiene que estar encaminada a buscar una respuesta a dichos misterios, aunque al encontrarlos se refute las ideas iniciales de dichos casos, pues para eso se investiga, para resolverlos, no para venerar mentiras como algunos "investigadores" lo hacen. 

Es necesario organizar de alguna forma un cuerpo colegiado que se dedique a regir la labor de los que se digan investigadores en el mundo del misterio, haciendo que estos sigan las normativas para realizar sus actividades, como en cualquier otra actividad profesional. En este mundo del misterio, la principal obligación de los investigadores es buscar respuestas en donde solo hay dudas, utilizando los recursos necesarios para lograrlo. Y estos investigadores tienen el deber de estar bien documentados tanto en los campos de la ciencia, como en los temas de misterio pero de una manera seria, alejados totalmente de falsos mitos que le reste la imparcialidad y objetividad a su trabajo. 

La menor manera de abordar a las llamadas paraciencias o pseudociencias, es de una manera inquisitiva utilizando el conocimiento científico, pues es la mejor herramienta contra la ignorancia y desinformación que contaminan a estos temas. Recordemos: La mejor opinión no es la de usted, es de quien esté mejor informado y conozca la realidad de los hechos.
Ahí se los dejo de tarea. 


Loading...