ahorro

Previo: 2018 Rolex Magyar Nagydíj

Fuente: Ingeniero de sofá.
25 del 7 de 2018

(imagen)

La temporada 2018 de Formula 1 llega a su ecuador y lo hará una vez más en el Hungaroring, situado cerca de Budapest.

Las luchas en el mundial de pilotos y constructores están al rojo vivo, siendo actualmente Lewis Hamilton y Mercedes quienes lideran ambas tablas, tras el error que cometió Sebastian Vettel en el Gran Premio de Alemania.

Tras esta carrera, la Formula 1 descansará durante el parón veraniego de casi un mes, en el que las fábricas también cesarán su actividad. Este es el previo del Gran Premio de Hungría.

Se dice del Hungaroring que es el Mónaco pero sin muros, ya que tiene gran cantidad de curvas, cerradas, rápidas, enlazadas, ciegas, y algunas rectas, aunque no muy largas, para sacar la potencia del motor. De hecho, es junto a Mónaco el circuito donde los equipos optan por la mayor carga aerodinámica.

Estrenado en 1986 y cuyo primer ganador fue Nelson Piquet, la primera carrera disputada en lluvia sucedió 20 años después, una carrera muy especial en la que Jenson Button se estrenó como ganador, y Pedro de la Rosa se estrenaba por primera y única vez en un podio de un Gran Premio de Formula 1. Nick Heidfeld logró el primer podio para BMW-Sauber.

El diseño del trazado no es muy propicio para los adelantamientos, de hecho la proeza la protagonizó Nigel Mansell en 1989, cuando partiendo en la posición 12 logró remontar hasta la victoria.

Fernando Alonso recordará el 24 de Agosto de 2003 con un cariño especial, pues fue aquí donde logró su primera victoria y donde el automovilismo español empezó a soñar.

Hablando de primeras victorias y mencionando antes la de Jenson Button, Heikki Kovalainen obtuvo su momento de gloria en 2008, bastante de rebote, todo hay que decir, cuando ganó la carrera aprovechando una rotura de motor de Felipe Massa.

Y hablando de Felipe Massa, fue precisamente en Hungaroring donde sufrió el accidente más serio de su carrera deportiva.

Sucedió durante la clasificación. Inexplicablemente, se fue recto contra el muro, hasta que momentos más tarde se descubrió que fue una pieza del Brawn GP de Rubens Barrichello la que impactó contra el casco de Felipe Massa, destrozando la visera y golpeando fuertemente la cabeza del brasileño, quien instantáneamente quedó inconsciente.
Fue trasladado al hospital y fue el fin de su temporada. Afortunadamente quedó en un susto grande y podemos seguir viéndole pilotar en su Williams.

Momentos más tarde, en Q3 se vivió un episodio bastante confuso. Todos los tiempos se fueron y absolutamente nadie sabía quien había hecho la pole. La imagen de Fernando Alonso buscando a otros pilotos preguntándoles por sus tiempos fue ilustrativa del caos. Minutos más tarde se enteró que él fue el “poleman”.

Vuelvo a retroceder al Gran Premio de Hungría de 2006 para detenerme en una de las lecciones de conducción en lluvia más increíbles que hemos visto en los últimos tiempos. De nuevo, Fernando Alonso, saliendo desde mitad de parrilla debido a una sanción, nos regaló unas vueltas en las que parecía que conducía en la Play Station en modo “fácil”. Es un documento que merece ser visto.

Desgraciadamente, terminó contra las protecciones por culpa de un mecánico que no apretó bien una tuerca.

En 2010 fuimos testigos de uno de los adelantamientos más al límite que se ha visto en muchos años, protagonizado por dos ex-compañeros de equipo, Rubens Barrichello y Michael Schumacher.
El brasileño venía con más velocidad, se puso a rebufo del alemán en la recta de meta, y cuando estaban en paralelo Michael no desistía en su intento por defender posición, ni Rubens por atacar. El de Mercedes no se percató del muro, aunque seguramente Barrichello si lo hizo. Es muy posible que en ese momento su sed de “venganza” después de tantos años siendo escudero del alemán pudiera más que su integridad. Finalmente no hubo que lamentar nada, y Rubens completó el adelantamiento a escasos centímetros del hormigón.

La edición de 2015 estuvo marcada por el fallecimiento de Jules Bianchi, un Gran Premio en el que los pilotos se unieron y decidieron homenajearle de la mejor manera posible, con una carrera absolutamente frenética, una de las mejores y más entretenidas de los últimos años. Cosas del destino, la victoria fue a parar a manos de Sebastian Vettel con su Ferrari. Jules además de ser piloto titular de Manor Marussia, también formaba parte de la Scudería italiana.

En 2016 la carrera fue más calmada, donde Hamilton se impuso a Rosberg, completando así otro doblete para las flechas plateadas, acompañados de Ricciardo en el podio.

En la edición del año pasado, los dos Red Bull tuvieron un encontronazo en la curva dos, siendo Max Verstappen quien impactaría contra Daniel Ricciardo y dejando fuera de combate al piloto australiano.

Vettel ponía tierra de por medio, seguido de su compañero Räikkönen. Ambos Mercedes intentaron el ataque sin éxito, y Hamilton tuvo que devolverle la posición de podio a Bottas, como así lo ordenó su equipo.

 

Pirelli repite exactamente la elección que llevó al pasado Gran Premio de Alemania, con un salto entre los ultrablandos y blandos.

(imagen) (imagen) (imagen)

(imagen) (imagen)

Y estos son los compuestos que ha elegido cada piloto.

(imagen)

nos trae de nuevo todos los datos del Hungaroring con sus trackmaps.

(imagen)

Y esta es una vuelta onboard al circuito para descubrir el trazado curva a curva.

 


Loading...