ahorro

Sympathy for Mr. Vengeance, la venganza moral

Fuente: Cine-Seriefilo.
5 del 2 de 2012

Ryu (Ha-kyun Shin) es sordomudo, y le comunica a través de un programa de radio a su hermana (Ji-Eun Lim) que tiene que dejar la universidad para trabajar en una fábrica, por la necesidad de costear los tratamientos por los problemas renales de ella; también ya no puede permanecer en el hospital al no poder cubrir los gastos, tampoco hay donantes así que el doctor le recomienda a Ryu que sólo la lleve para realizarle las diálisis. Park Dong-jin (Kang-ho Song), es el dueño de la fábrica, ante la crisis económica tiene que hacer recorte de personal y uno de los damnificados es Ryu, quien es despedido. Completamente desesperado lee un anuncio acerca de compra de órganos, asiste a la cita, le darán el dinero necesario por su riñón, con el cual podrá pagar la operación de su hermana. Amanece sin ropa, sin dinero, sin riñón y en el edificio abandonado; 21 días más tarde el doctor le informa que "milagrosamente" hallaron un donante, sólo tendrá que desembolsar 10 millones de wons, curiosamente la misma cantidad que le pagarían por el suyo; tiene cinco días para conseguir el dinero así que Cha Yeong-mi (Doona Bae) su novia activista, miembro de un grupo terrorista anárquico, le recomienda secuestrar a la hija de su ex jefe. Yu-sun (Bo-bae Han) es la única niña de Park, se encuentra divorciado y con las crecientes crisis de su fábrica no le dedica mucho tiempo. Ryu y Cha Yeong-mi le llevan a la pequeña Yu-sun a su hermana moribunda, se entienden de inmediato haciéndose compañía mutuamente, la hermana de Ryu actúa como la madre olvidada de la hija del acaudalado ingeniero. Los secuestradores pactan el intercambio, primero recibirán el dinero y luego entregarán a la niña; aparentemente sale bien hasta que Ryu llega a casa, está a punto de comunicarle las buenas noticias a su hermana, la niña se encuentra apacible viendo la televisión, después de un rato le da un recado a Ryu y se topa con el hallazgo más cruel de toda su vida, algo que cambiará no sólo la suya sino de igual forma la de Park, la de la inocente Yu-sun y la de Cha Yeong-mi. Estallará una reacción en cadena, desatando la venganza de los implicados, Ryu por no pensar en las consecuencias de sus actos (aunque eran por una buena causa) y Park por lo que le arrebataron.


Primera parte de la famosa  dirigida y escrita por Chan-wook Park, incluso es pieza importante del resurgimiento del cine sudcoreano. El realizador asiático urga en la conciencia humana, en el inicio de su Trilogía, donde demuestra que la venganza es un acto de sanación a través del ajuste de cuentas haciéndole honor al código de Hammurabi en su ley del Talión: "ojo por ojo, diente por diente".


Es difícil asimilar el daño que nos causan las acciones de otros, Chan-wook Park, nos enseña lo que haríamos el 99.9% de todas las personas, inclusive, realiza un especial énfasis de las clases sociales: los que tienen mucho (materialmente) no valoran lo otro, lo realmente importante (la familia) y la masa trabajadora no ve recompensado sus esfuerzos en ningún aspecto (monetario o salud). La venganza más que una respuesta, un escape, es un todo; ya no importa nada, las consecuencias no existen cuando se ha perdido aquella razón por la que vivimos como: cuidar a una hija o curar a una hermana, en este caso.

 

Espectacular en: la dirección y el guión de Chan-wook Park. La fotografía. Las actuaciones de Ha-kyun Shin y Kang-ho Song, con mención especial al primero que personifica a Ryu. Las escenas: del infortunio de Ryu en el lago donde muy a su pesar le está cumpliendo la promesa que le hizo a su hermana y el encuentro de Ryu en el ascensor con la policía y un cadáver.


Pudo mejorar en: el ritmo, sin embargo, es un rasgo particular del cine asiático, a muchas personas les puede desesperar ya que es demasiado lento guardando incertidumbre hasta puede llegar a ser desesperante, los cinéfilos que hemos visto varias tal vez ya estemos acostumbrados, pero a los que apenas conocen este cine y quieren adentrarse les recomiendo mucha paciencia, el resultado (en la mayoría de los casos) es grato.

Pésimo en: ...

Le doy un: 9
(imagen)

Loading...