ahorro

El rosa de Merkel

Fuente: the naive eye.
24 del 5 de 2012

(imagen)

Por Roger Rosich

La canciller alemana acudió este fin de semana a Camp David en Estados Unidos vestida de color rosa palo para encontrarse con el presidente Obama y con el resto de miembros del G8 en un encuentro de carácter informal donde se pudo ver a David Cameron sin corbata o al nuevo presidente francés haciendo amigos nuevos.

(imagen)

Pues s√≠. Hay quien ya lo ha visto como una buena se√Īal para el futuro de Europa, un color menos ‚Äúaustero‚ÄĚ y m√°s fresco. Pero la verdad es que es un color que no pega mucho con la canciller y su desali√Īado vestuario de cient√≠fica gris puesta a pol√≠tica. Y m√°s, acostumbrados como nos tiene a sus trajes chaqueta de colores mortecinos, su look descuidado, su corte de pelo vulgar‚Ķ realmente una chaqueta rosa y unos pantalones blancos resultan chocantes.

Con igualdades y diferencias est√° el caso de , , que como Merkel es una mujer de trabajo y despacho, siendo economista pero pol√≠tica de sangre y profesi√≥n. Durante la campa√Īa electoral cambi√≥ su look del todo: el peinado, el maquillaje, el vestuario‚Ķ cre√≥, siguiendo la estela de , la primera mujer presidente de Chile. Lleva el tim√≥n de su pa√≠s con la misma celeridad que Merkel con el Tit√°nic europeo, sus car√°cteres austeros y duros se parecen, pero Rousseff ha querido dar una mejor imagen a su cargo.

(imagen)

(imagen)

, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, a diferencia de Rousseff o Merkel, es un claro ejemplo de personales, un estilo personal, sobrio, coherente, chic. de una dama que viste de traje chaqueta pero que sabe a√Īadir puntos de estilismo en su armario. Madame Lagarde, sea en Par√≠s o en Nueva York da un aire distinguido a la econom√≠a. Una sabia elecci√≥n despu√©s del soez Strauss-Kahn.

(imagen)

, la discreción de una dama que viaja continuamente por todo el mundo, en su cargo de secretaria de Estado de los EUA: simples trajes chaquetas que tanto le pueden servir para horas y horas de viaje en avión, para asistir a cumbres internacionales o para visitar tropas en Afganistán.

(imagen)

Dicen que la presidenta de Argentina, , se cambia de ropa dos o tres veces al día, quizás sea porque no quiere que piensen que siempre viste igual, pues desde la muerte de su marido, Néstor Kirchner, no se ha quitado el luto. Un que le dado mucho rédito electoral, en un país que la ha entronizado como reina heredera del peronismo de Evita.

(imagen)

, otrora primera ministra de Ucrania, y ahora degradada política y físicamente en la cárcel por abuso de autoridad y corrupción, supo también muy bien cómo ganarse a su país con un look personal y de aire tradicional, llevando toda su melena recogida en una típica trenza popular.

(imagen)

Para poder y esencia del territorio el de que en aquella fiesta de llev√≥ un vestido de que era una descomposici√≥n de la bandera de la Comunidad de Madrid, de la cual ella es presidenta. Orgullo patrio rutilante‚Ķ Si alg√ļn d√≠a Angela Merkel hace lo mismo con la bandera alemana, entonces s√≠ que pueden sonar las trompetas: el fin de la crisis puede ser cerca‚Ķ y el Apocalipsis tambi√©n.

(imagen)


(imagen) (imagen) (imagen) (imagen) (imagen) (imagen) (imagen) (imagen)

Loading...