ahorro

CROQUETAS DE JAMÓN

Fuente: el rinconcito de gema.
22 del 4 de 2012








En primer lugar, pondremos nuestras hojas de gelatina a hidratar en agua fría y reservamos.

A continuación, procedemos a triturar el jamón, en thermomix, con 5 golpes de turbo y listo!
Retiramos el jamón troceado y reservamos.
A continuación, añadiremos la harina y formaremos el Roux. Para los que lo hagáis con thermomix, añadir el harina al vaso y programar 1 minuto, temperatura 100º, velocidad 2 y ½ y para los que lo hagáis a la manera tradicional, una vez bien pochadita nuestra cebolla, añadimos la harina y la rehogamos para que se cocine bien y pierda el sabor a harina cruda, aproximadamente un minuto sin dejar de mover para que no se pegue.


Ya tenemos nuestro Roux, un buen Roux no asegura una bechamel deliciosa. El siguiente paso a seguir es convertir nuestra masa roux en una rica bechamel, para ello, los que tengáis thermomix, añadís al vaso la leche, sal, pimienta y nuez moscada al gusto y mezclamos todo unos segundos a velocidad 6. A continuación, añadimos por el vocal, un par de cucharadas de nuestro jamón picado y las hojas de gelatina y programamos durante 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4.


Para los que seguí con el rondón, ir añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover para que no se nos creen grumos, una vez la hayamos añadido toda, salpimentamos al gusto, añadimos la nuez moscada y las hojas de gelatina.
La función de las hojas de gelatina no es otra que ayudarnos a obtener una masa de más fácil manejo para formar nuestra croquetas pero que a la vez, una vez las hayamos frito queden super jugosas por dentro.
Añadimos el resto del jamón, rectificamos de sal y sobre una bandeja previamente engrasada estiramos nuestra masa de croquetas, tapamos bien con papel film para que no se cree una costra sobre la superficiey dejamos enfriar al menos un par de horas. También lo podéis hacer al día siguiente, y os costará menos.

Cuando nuestra masa de croquetas haya enfriado procederemos a darle forma, para ello, iremos cogiendo pequeñas porciones de masa y con la ayuda de las manos, dándole forma de bolita.

Una vez hayamos formado todas, las volvemos a tapar con papel film y las dejamos unos minutos en el frigorífico para que vuelvan a coger temperatura y no se nos rompan a la hora de rebozarlas. Este paso es opcional.
El rebozado de estas croquetas es lo que de verdad considero de mi cosecha, pues a mi, me encanta darle un toque personal a las recetas y como me encantan los resultados crujientes se me ocurrió mezclar, unas rebanadas de pan tostado, con un buen puñado de cereales, un puñado de semillas de sésamo y otro de semillas de amapola, removemos todo bien y ya tenemos una mezcla para rebozados con un resultado final de lo más Crunch!

El último paso para acabar de hacer nuestras ricas croquetas es rebozar. Primero pasaremos bien por huevo batido y a continuación por la mezcla de pan y cereales que hemos hecho. Un truco, que ya he explicado alguna vez aquí para no mancharlo todo a la hora de rebozar, es ayudarnos de un recipiente con tapa, incorporar ahí la mezcla de rebozado, las croquetas, tapara y mover y al abrir, listas y rebozadas!!! Y sin apenas manchar nada.


Cuando ya las hayamos rebozado todas, estarán listas para freír en abundante aceite caliente y degustar o también congelar y degustar en próximos días…

Espero que os haya gustado mi recetilla de croquetas de jamón, típicas, clásicas, pero con un toque especial y de lo más deliciosas!!!!
(imagen)

Loading...