ahorro

DOS PERSONAS DENUNCIARON QUE LAS ATROPELLO EL AUTO DE MACRI “Me levantó sobre el capot”

Fuente: Argentinomias 4B - Censura en la red.
8 del 4 de 2013



(imagen)
Mauricio Macri junto a su aliada Margarita Barrientos, con quien se reunió el sábado.
 
DOS PERSONAS DENUNCIARON QUE LAS ATROPELLO EL AUTO DE MACRI
“Me levantó sobre el capot”

Ricardo Gómez, de 18 años, y Liliana Garay, embarazada, denunciaron que el auto en el que se desplazaba el jefe de Gobierno los golpeó el sábado, cuando se iba de Los Piletones, entre reclamos de los vecinos. Vidal dijo que es una “falsa denuncia”.

 Por Ailín Bullentini

(imagen)
Dos vecinos de Los Piletones, en Villa Soldati, denunciaron que fueron golpeados por el auto que trasladaba al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, cuando se retiraba del comedor comunitario que gestiona Margarita Barrientos en ese barrio del sur de la Ciudad. Según contaron a Página/12 testigos de lo ocurrido y los propios golpeados, el hecho sucedió el sábado a la tarde, mientras Macri se escabullía de un grupo de vecinos que le exigía explicaciones por la falta de respuestas ante los daños sufridos por la inundación de la semana pasada. La administración PRO desmintió los hechos y los consideró una cuestión política.

“Los vecinos fueron comentando unos a otros que Macri andaba por el barrio, en lo de Margarita. Fuimos a buscarlo para charlar con él por el lío que hay acá con el agua y eso.” Ricardo Gómez tiene 18 años y dos lastimaduras “grandes, aunque ya no duelen” en la pierna y la mano derechas. El sábado a la tarde se sumó a la protesta vecinal luego de que le llegara la información que comentaban sus vecinos. “Fuimos a la puerta del comedor, pero decidimos separarnos en dos grupo. Sabíamos que Macri podía escaparse rápido si nosotros lo esperábamos todos ahí, así que unos cuantos se fueron a cortar la calle de salida del barrio, para evitar que se fuera”, contó.

Los pedidos de explicaciones alteraron la situación en la puerta del predio que dirige Barrientos. Allí estaba el jefe de Gobierno porteño, reunido con Barrientos, su aliada en ese barrio. “Barrientos salió primero, alterada. Nos dijo que Macri no iba a hablar con nosotros y que nos fuéramos. Le pegó a una chica, incluso”, denunció la presidenta de la junta vecinal de Los Piletones, Mónica Ruejas, opositora a la titular del comedor que lleva el nombre del barrio.

Gómez aseguró haber visto el golpe de Barrientos, e inmediatamente a Macri subirse a una camioneta tipo monovolumen. “Se subió a la camioneta que se fue rápido, con otros tres coches que la seguían”, narró. Entonces, el joven corrió hasta donde estaba el otro grupo de vecinos, que impedirían el paso de la comitiva PRO. “Me paré en la calle y le hice señas al chofer de que frenara. Le gritaba a Macri que bajara, que queríamos hablar para que nos ayudara. La camioneta venía despacito, cada vez más despacito, pero cuando pasó por donde estaba yo no frenó. Siguió. Me golpeó en un costado, medio que me levantó sobre el capot y caí en el asfalto.”

La camioneta también golpeó a una chica embarazada de nueve meses, Liliana Garay, según confirmaron Gómez y Ruejas. “Se le hizo un hematoma terrible en una pierna. El bebé está bien y ella muy dolorida”, aseguró la titular de la junta de vecinos. Ni la camioneta ni el resto de los vehículos del gobierno PRO se detuvieron por el accidente. Ambas víctimas acudieron recién ayer a la comisaría 36ª, donde radicaron la denuncia por lo sucedido.

Desde el gobierno macrista desmintieron los hechos y señalaron a Ruejas como responsable de difundir una “falsa denuncia”. “Ayer estuvo Mauricio en Los Piletones, visitó a Margarita y se fue sin problemas, más allá de algunos gritos de personas allegadas a Mónica Ruejas en la calle”, justificó la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal. “Yo hablé después por teléfono con Margarita Barrientos y luego (el jefe de Gabinete) Horacio Rodríguez Larreta visitó el barrio. Ayer nadie dijo nada de un eventual accidente, no tenemos ningún reporte del SAME y esta mañana nos encontramos con esta falsa denuncia”, agregó Vidal, a través de un comunicado. Para la vicejefa, Ruejas “inventó” el hecho luego de “liderar la ocupación de viviendas en Los Piletones a pocas horas del temporal que azotó el área metropolitana y movilizar a un grupo de vecinos, a quienes utilizó y engañó, con la promesa de obtener algún beneficio económico”.

Ruejas y Gómez mencionaron la toma de las casas en vías de construcción, pero la enmarcaron en un contexto bastante diferente del mencionado en el comunicado de Vidal. Según la titular de la junta vecinal, lo primero que recibieron las familias de Los Piletones afectadas por el temporal fueron promesas: “Gente del servicio del BAP (programa Buenos Aires Presente) nos aseguró que el gobierno nos daría materiales para arreglar nuestras casas y subsidios de 8 mil pesos”. No hubo nada de eso, denunció en diálogo con este diario.

“Luego, Marina Klemensiewicz, secretaria de Hábitat e Inclusión del gobierno porteño, dijo que el censo que nos habían hecho estaba mal y que había que volver a hacerlo”, continuó. Entonces, cerca de 200 familias se instalaron en las viviendas levantadas por la Fundación Madres de Plaza de Mayo. La versión de Vidal plantea que “se asistió con subsidios y ayuda social a más de 50 familias”. La ayuda solicitada por el resto, “los usurpadores”, se “rechazó”. Además, denunciaron a Ruejas por la ocupación. Ruejas informó que el sábado a la mañana “intervino el (juez) doctor Carlos Rolero, que habló con la gente de Desarrollo y dejamos las casas”. Desde entonces continúan la protesta en un acampe en las afueras de las construcciones, a la espera de la respuesta que fueron a pedirle a Macri a la puerta del comedor del barrio.

Enlaces:


Loading...